viernes, 28 de junio de 2013

TARTA GRIEGA DE OREJONES Y PISTACHOS


La lista de los manjares de la repostería griega es enorme. Y su variedad, en cuanto a ingredientes, también. Pero si hay 2 ó 3 básicos en los dulces griegos, éstos son la miel, los frutos secos o incluso el yogur en menor medida.

Al estar situada geográficamente entre Oriente y Occidente, Grecia ha sido una encrucijada de culturas que se refleja, entre otros aspectos, en su gastronomía.

Y concretamente, su repostería tradicional está fuertemente influenciada por Oriente , influencia que trajeron los griegos de Asia Menor.


La miel siempre ha sido un producto muy querido y apreciado en Grecia, donde la apicultura tiene una historia milenaria. 

Ya en la antiguedad, los griegos conocían su alto valor nutritivo. Incluso Grecia se considera como el paraíso de la miel: la abundancia y variedad de la flora griega y su clima suave, hacen que el producto final sea único. De hecho, la miel griega está considerada como una de las mejores del mundo.


En cuanto al yogur, se cree que llegó al Mediterráneo en la Edad Antigua por medio de los turcos. En Grecia se desarrolló una variedad local que, con el tiempo, se convertiría en lo que conocemos actualmente como yogur griego: con más cuerpo, más denso y cremoso que los yogures normales.

Es tan versátil que se utiliza, no sólo en repostería, sino también en infinidad de platos salados.


Y qué decir de las frutas y frutos secos. Grecia tiene una gran variedad de estos últimos. Concretamente, los pistachos de Egina, isla situada al sur de Atenas, tienen un sabor y un aroma únicos. Se cultivan allí desde 1860 y desde la isla se han extendido por toda Grecia.

Debido a su alta calidad, desde 1996 este tipo de pistacho está reconocido como marca con denominación de origen.

Los orejones de albaricoque tienen origen turco pero pronto se extendieron también por la cuenca mediterránea: de hecho, el 85% de la producción mundial está en Turquía. Junto con los griegos, están considerados como la variedad de mayor calidad.

Y la sémola de trigo, como cereal básico en la alimentación griega, se utiliza mucho también como ingrediente principal, en lugar de harina para los postres y dulces.


La tarta que os presentamos no es nada complicada y es verdaderamente deliciosa. No lleva harina ni levadura y queda sumamente esponjosa y tierna.
Y, a la vez, densa y húmeda.

La cobertura de yogur griego y pistachos pone el colofón a un dulce de origen griego verdaderamente original y sabroso.

Con esta tarta participamos en el concurso propuesto por el blog Atrapada en mi cocina y patrocinado por Ibili "Tu mejor tarta".

Ésta es la receta.

INGREDIENTES:

- 100 gr. de orejones de albaricoque
- el zumo de una naranja
- 175 gr. de mantequilla
- 160 gr. de azúcar
- 4 huevos
- 225 gr. de sémola de trigo
- 100 gr. de almendra molida

Para el almíbar:

- 100 gr. de miel 
- 100 ml. de zumo de naranja
- unas gotas de zumo de limón

Para la cobertura:

- 300 gr. de yogur griego
- 60 gr. de pistachos pelados y troceados


ELABORACIÓN:

Ponemos en un bol los orejones y el zumo de naranja, dejándolos en remojo durante unas 12 horas. Pasado este tiempo, se trituran hasta formar un puré y se reservan.

Mezclamos la mantequilla y el azúcar y batimos bien. Añadimos las yemas, una a una, sin dejar de batir. Y a continuación, agregamos la sémola y la almendra molida, y después, el puré de albaricoque.

Montamos las claras a punto de nieve y las incorporamos a la masa.

Engrasamos y enharinamos un molde desmontable, de unos 23 cm. de diámetro. Echamos la mezcla y horneamos unos 45 minutos en horno precalentado a 180º. Lo dejamos hasta que la superficie esté ligeramente dorada y consistente.


Mientras tanto, preparamos el almíbar: echamos la miel, el zumo de naranja y el de limón en un cazo. Llevamos a ebullición y dejamos hervir unos 2 ó 3 minutos. Reservamos caliente.

Cuando el bizcocho esté listo, sacamos del horno y dejamos reposar en el molde 5 minutos; luego, lo pasamos a una rejilla con una bandeja por debajo.
Pinchamos la superficie de la tarta con una brocheta fina y echamos el almíbar sobre ella.

Dejamos enfriar. Y justo antes de servir, extendemos el yogur griego por encima y espolvoreamos los pistachos.


Sencillamente, deliciosa, jugosa y fresquita: es conveniente guardarla en la nevera y sacar media hora antes de servir.

Que la disfrutéis.

45 comentarios:

  1. Se ve realmente apetitoso, pues tengo yo un paquete de sémola de maiz y no sabía para que usarlo, pues ya tengo una receta fabulosa, un beso de la dulce Ali

    ResponderEliminar
  2. Babeando estoy delante del ordenador... qué bueno!!! Este me lo apunto y lo haré seguro!
    la verdad que de Grecia hay tanto que ver y aprovechar!!
    que tengais buen fin de semana
    besos

    ResponderEliminar
  3. Menudo corte, que textura tan esponjosa se ve, tiene que estar realmente rico y con esa cobertura me ha encantado. Suerte en el concurso. Besos

    ResponderEliminar
  4. FAntastica tarta y fantastico post. Ya sabéis que disfruto un montón con un poco de cultura gastronómica, tanto como con esta receta cargada de buenos productos que me chiflan. Buen fin de semana¡¡¡ que nos anuncian buen tiempo y solecito. A ver si es cierto.

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
  5. Maravillosa, de verdad. Está fenomenal. Qué pinta
    Besos

    ResponderEliminar
  6. No conocia esta tarta, se ve riquisima. Desde luego la presentacion es perfecta y se ve bien esponjosa.

    ResponderEliminar
  7. Menuda pinta tiene la tarta, el corte es espectacular!

    Besos, feliz finde!

    ResponderEliminar
  8. Impresionante! no conocia esta tarta y me has dejado que no puedo apartar la vista! tiene que estar buenisima ! me llevo la receta que no puedo pasar sin hacerla, bicos

    ResponderEliminar
  9. Que maravlla me encanta las fotos preciosas

    ResponderEliminar
  10. Que maravilla de tarta, no solo te ha quedado preciosa, sino que además es apetecible a más no poder. Me encanta ese corte, el color de la miga, es perfecta.

    Un bico guapa y feliz fin de semana :)

    ResponderEliminar
  11. ayyy dios que pinta más buena tiene esta tarta de rica y esponjosa solo verla se te hace la boca agua. Muy original y una presentación de diez mmmmmmmmmmmm!!!

    ResponderEliminar
  12. Miel, yogur griego......Me temo que Consuelo no va a dejar pasar esta tarta. Seguro que cae ;)
    Me encantan vuestras fotos. A ver cuándo aprendemos nosotras a hacerlas así.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Qué corte tan esponjoso... Se ve de fábula! Y unas fotos divinas, como siempre.
    Besos!

    ResponderEliminar
  14. Vaya cosita rica que inventaron los griegos y que tú nos has elaborado!

    ResponderEliminar
  15. Desconocía esta tarta,pero la tengo que probar si o si...Besets.

    ResponderEliminar
  16. Que maravilla de tarta, espero que tengas mucha suerte en el concurso porque debe ser deliciosa. Bs.
    Juñlia y sus recetas.

    ResponderEliminar
  17. Qué delicia!
    Nunca he visto está tarta, los pistachos que lleva por encima me pierden.
    Queda anotadísima a mi interminable lista...
    Muchos besos!

    ResponderEliminar
  18. Una ricura auténtica. Los pistachos me vuelven loca. Feliz fin de semana,
    Nani

    ResponderEliminar
  19. Impresionante!!! me la apunto, me gustan así consistentes, pero jugosas a la vez. De diez!!
    No la conocía y la haré seguro. De verdad que me ha gustado nada más verla, qué fotos!!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  20. Superinteresante la propuesta y el post con toda la información. Me ha cautivado por su sencillez y a la vez por su majestuosidad. Me encantan tanto los orejones como los pistachos, y además los yogures griegos son mis preferidos. Muchas gracias por participar en el concurso y mucha suerte. Besos.

    ResponderEliminar
  21. Me encantaaaaaaaaa y me imagino lo riquisimaaaaa que tenia que estar tomo nota pues tiene que ser una delicia a las fotos me remito.
    Bicos mil y feliz finde wapa.

    ResponderEliminar
  22. Wowww que rico pastel!. Yo hice hace poco unas barritas con cereales y pistachos y orejones y la mezcla de sabores me encanto. Con lo bizcochera que soy este pastel me encantaria

    ResponderEliminar
  23. Jo, creo que mi comentario anterior no salió...
    Nada, que tu tarta me encanta, como todos los bizcochos de semola.
    Y no preparo bastantes, debería porque sé lo ricos que están. :-)
    Suerte en el concurso!
    Bss,
    Aurélie

    ResponderEliminar
  24. ¡pero qué bonitos rincones gastronómicos nos traeis ! me encanta ir viendo cómo explicais las recetas y cómo preparais su puesta en escena.Y ésta tarta,que he tenido la suerte de probar, es verdaderamente diferente y riquísima.

    ResponderEliminar
  25. que maravilla de tarta! la presentacion la combinacion de sabores...la encuentro realmente deliciosa! un beso

    ResponderEliminar
  26. La pinta es espectacular y me imagino que el resultado también.
    Te ha quedado genial y con una presentación estupenda.
    Saludos
    Jorge.

    ResponderEliminar
  27. Impresionante, por fuera y el corte, que maravilla de mezcla de sabores, me dejó loca, en cuánto pueda la hago.
    Besazos

    ResponderEliminar
  28. Deliciosa ...se me cae la baba al ver ese magnifico corte ...ademas de esa jugosidad ufssss nenas ¡Yo pongo el cafe y vosotras la tarta !! Las fotos muy chulas me han gustado muchisimo ¡Que arte cocinero ! un besete voy a cotillear un poquito mas ^-^
    mila

    ResponderEliminar
  29. Delicioso! Me encantan los pistachos en las tartas! :)

    ResponderEliminar
  30. Me parece una tarta fantástica y muy sencilla de hacer. Chicas, todos los ingredientes me han encantado, así que dentro de poco seguro que la hago.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Bien, acabamos de encontrar la manera de darle uso a una bolsita de sémola de trigo que compramos hace meses para hacer pan (que luego no salió tan bien como esperábamos ups)... ¡menuda pinta! Personalmente, nos encanta todo lo que tenga que ver con la repostería griega, y vuestra tarta no es la excepción. Os ha quedado estupenda, tiene pinta de ser super jugosa y deliciosa... ¡ay, quién pudiera darle un bocado ahora mismo!
    Besos xxx

    ResponderEliminar
  32. Se ve maravillosa, me encanta su corte y su aspecto tan cálido y apetecible!!! Preciosa!!! Enhorabuena!!!

    ResponderEliminar
  33. Pero chicas vaya tarta, como me han sorprendido los ingredientes, y las explicaciones fantásticas como siempre, sois como un libro abierto. Original y seguro q riquisima. Un besito a las dos.

    ResponderEliminar
  34. Piedi y María, qué pintaza! y que bien lo habéis desarrollado paso a paso, esta seguro que me la pongo en pendientes para probarla. Besos y gracias por estar siempre ahí.

    ResponderEliminar
  35. Pero chicas, esta tarta es espectacular! Me encanta la receta!! Y lo de usar sémola de trigo es muy interesante, la verdad. Al ir avanzando en la entrada no pude menos que sumergirme en su lectura y me ha traido varios recuerdo en mi memoria :) Os cuento: me encantan los pistachos, de pequeña los comía muy a menudo cuando vivía en Almería hasta que un día me dio tal alergia que todo mi cuerpo se cubrió casi de un solo grano. Desde entonces, no puedo comerlos, pero recuerdo su sabor muy ligado a mi niñez :) Y hace unos años,en casa tuvimos de acogida mi marido y yo a una niña turca de dieciseis años que cada vez que veía en la tele el anuncio de danone de que el yogur griego era el mejor del mundo se ponía de los nervios, jajajajjaa...si es que como el turco ninguno, exclamaba :) En fin, me ha encantado la entrada y seguro que tendreis muchísima suerte con vuestra participación :) Biquiños guapas y perdonar el rollo! :)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Vero, de perdonar nada. Nos encanta que nos contéis vuestras experiencias relacionadas con las recetas que publicamos.
      Y nos alegra que te haya gustado tanto la tarta: la verdad es que, para lo sencilla de hacer que es, está muy rica.
      Muy buena la anécdota de la niña turca, ja, ja...
      Escríbenos cuando quieras.
      Muchos bicos.

      Eliminar
  36. This is such a lovely and beautiful cake. I love the flavor combination in it too. The pistachio must be nice with a little crunch on top.

    ResponderEliminar
  37. QUE RICURA QUE BUENA ESTA QUEDA APUNTADA AVER SI UN FINDESEMANA LA HAGO Y OS CUENTO !! preciosas fotos las vuestras si que son una maravilla !!

    ResponderEliminar
  38. Si la última me ha gustado, esta ya... BUENO BUENO BUENO... ¡me lanzaría a hacerla ahora mismo si tuviese todo lo necesario! Pero para la próxima comida familiar a la que vayamos me parece que ya sé cual voy a hacer (así no me la comeré toda yo sola xD)

    ResponderEliminar
  39. Qué delicia de tarta! Me pirran estas masas de almendra y huevos, sin harina, quedan increíblemente húmedas y aguantan más tiempo tiernas. Los frutos secos, a modo de cumble, estupendos!
    Gracias por la receta ;-)

    ResponderEliminar
  40. Un post muy entretenido y bien documentado, leyendolo me ha trasladado a uno de mis viajes por Grecia y al que acabo de hacer por Marruecos, no en vano ambos son cuna de la dieta mediterranea, lo mismo que España e Italia. Totalmente de acuerdo con lo que decis sobre la repostería griega, puedo dar fe de que es excelente, y efetivamente la miel está muy presente y en Marruecos pasa lo mismo, además usan la semola en muchísimas cosas, de hecho las pastas que estan en mi entrada junto con loa almendrados, son de semola, tampoco llevan harina.
    Y a todo esto la tarta tiene un aspecto fatástico y seguro que es riquísima.
    Un bico bonitas

    ResponderEliminar
  41. Que entrada tan instructiva, me ha encantado y esta tarta no os cuento, se me han salido los ojos de las cuencas!!! Que fotos tan bonitas tambien!!!! Vamos, ya me he apuntado la receta, a ver cuando cae ;)
    Besinessssss

    ResponderEliminar
  42. Ayer mismo la vi en un libro que me acaban de regalar, tengo que hacerla, vaya pinta!!!

    ResponderEliminar

Te agradecemos que nos visites y que dejes tu comentario.

Sentimos no poder participar en cadenas y premios, pero agradecemos mucho que hayáis pensado en nosotras.